Category ArchiveTodo sobre café

Infusiones para el colon irritable

A medida que vamos creciendo, van apareciendo problemas, dolencias relacionados con el paso de los años, nuestros órganos comienzan a funcionar mal, alguno de estos problemas suceden por una mala alimentación, excesos en alcohol, cigarrillos. En esta oportunidad, el experto barista, Pablo Rubio, nos cuenta que infusiones naturales se pueden ingerir para intentar aliviar las dolencias de un colon irritable.

Colon Irritable Pablo Rubio

En primer lugar, podemos intentar la infusión de Menta para el colon irritable, debido a que es una planta que entre sus propiedades tiene efectos antiespasmódicos, actúan en forma automática sobre nuestro estómago, y por actuar como un sedante, baja la inflamación de los intestinos, relaja nuestro abdomen, permite una buena digestión y evita la formación de reflujo gástrico. Se puede preparar la infusión con 15 gramos de menta, colocamos agua a hervir, una vez que hierve indica Pablo Rubio, la retiramos del fuego, agregamos las hojas frescas de menta, dejamos reposar por 5 minutos, podemos agregar 20 gramos de planta de diente de león, que tiene acción antibacteriana por lo que va a limpiar tanto el colon como los intestinos.

Otra infusión que podemos implementar es, la infusión de Alcachofa y Jengibre, la alcachofa es una planta que nos aporta múltiples nutrientes y vitaminas, además ambas plantas tienen efecto diurético por lo que permiten la eliminación de aquellas toxinas,  de aquellos excesos en tracto digestivo, también funcionan como antiinflamatorios, evitando la hinchazón del abdomen y con eso el dolor constante y cuentan con propiedades antioxidantes permitiendo que se regeneren las paredes mucosas del estómago;  Pablo Rubio señala que, su infusión se puede preparar utilizando de 2 a 3 alcachofas, 50 gramos de la raíz del jengibre y un litro de agua, primero, colocamos el litro de agua a hervir junto a las alcachofas y la raíz del jengibre, esto nos llevará aproximadamente 25 minutos, una vez que hierva, retiramos del fuego, luego colamos la mezcla, quedándonos exclusivamente con el agua del preparado que es lo que beberemos, se aconseja beber esta infusión luego de cada comida.

colon-irritable-pablo-rubio2

Otra infusión que se puede tomar, es la infusión de Aloe Vera y Tilo, estas plantas explica Pablo Rubio, evitan las infecciones bacterianas y en hongos en nuestro estómago, además se presentan como aliados para depurar de nuestro organismo los desechos y toxinas,  evita el estreñimiento, reduce también la inflamación causada por el rechazo o intolerancia a determinados alimentos que se ingieren; su infusión se prepara utilizando alrededor de 60 gramos de aloe vera, su gel, que se encuentra en el interior de sus hojas,  20 gramos de planta de tilo, un poco de jugo de limón, agua; hervimos el agua, cuando esté casi hirviendo agregamos el gel de aloe vera, retiramos, añadimos el tilo, dejamos reposar 7 minutos y agregamos un poco de jugo de limón si así lo preferimos al colon irritable.

 

Pablo Rubio: Cómo preparar Café Moka y  Capuccino desde tu casa

Cómo preparar Café Moka y  Capuccino desde tu casa

Primero que nada debemos aclarar que el café moka o mokaccino, es una variedad de café que se realiza con leche al menos dos tercios, puede ser entera o descremada, lo que cambiará es que sea más o menos liviano, y un tercio de café espresso con un poco de chocolate. En esta ocasión, el barista experto Pablo Rubio, nos enseña cómo realizar este exquisito café desde la comodidad de nuestras casas y en forma simple. Primero que nada, necesitamos tener a mano chocolate en polvo al menos media taza, dos tazas y media de leche, Rubio elige entera, para no sacarle el sabor, dos tazas y media de café espresso, tres cucharaditas de canela, edulcorante o azúcar como lo tomen normalmente. Luego, preparamos el café como lo hacemos habitualmente, sea en cafetera o jarrito, una vez que esté a punto, recordemos que no se debe dejar que se tueste mucho, añadimos el café a una olla o lecherita, con la leche, el chocolate, y la canela; revolveremos hasta que esté listo sin grumos, podemos inclusive al servirlo añadirle crema de leche, Pablo Rubio indica, que en Argentina ha conocido algunos cafés notables donde le colocaban media cucharada de dulce de leche a la mezcla, luego pondremos azúcar o edulcorante. También señala Pablo Rubio, se puede optar dejándolo enfriar y beberlo como un frapuccino frío sea con hielo, o solamente frío por heladera. En el caso del Capuccino, está compuesto por un tercio de leche, un tercio de café espresso, y un tercio de crema. Calentamos un jarrito colocando agua en su parte inferior y dentro del filtro colocamos el café espresso, pondremos a hervir, si utilizamos un jarrito lo más probable es que el café salga por la parte superior; hervimos la leche pero solo a 70° no a mayor temperatura, y apagamos antes que haya realizado su ebullición, dejamos enfriarla, y la licuamos, luego agregamos el café espresso, un poco de crema, edulcorante o azúcar. Pablo Rubio explica, que para conseguir Capuccino de Vainilla, se realizarán exactamente los mismos pasos pero  cuando mezclemos el café espresso junto con la leche licuada, añadiremos esencia de vainilla; también podríamos agregarle chocolate en barra, y luego decorar con chocolate en rama o una ramita de vainilla, polvoreando un poco de canela sobre la espuma de nuestro Capuccino totalmente hecho en casa.

Pablo Rubio: como conservar el cafe

Cómo conservar el café según Pablo Rubio

El café suele venderse en frascos o en paquetes de papel madera, pero esto logra conservar su sabor y aroma por un breve tiempo, porque luego con su uso, y el hecho de dejarlo en lugares de mucha exposición al calor y a otros olores puede modificarse.  El barista experto, Pablo Rubio, nos cuenta como debe ser su correcto almacenamiento y nos libera de ciertos mitos.

Es recomendable que guardemos el café en envoltorios herméticos, se indica que es mejor dejarlo lejos de la cocina donde puede contaminarse con los olores de otros alimentos, también el calor de los hornos, los microondas pueden alterarlo. También se puede contemplar dejarlo en alguna despensa, sin que le dé la luz en forma directa, en un ambiente templado. Hay muchas personas que han optado por conservarlo en las heladeras y otros que creen que esto es dañino para el café. Lo que Pablo Rubio recomienda, es que si se opta por guardarlo en la heladera por su temperatura fría es necesario que coloquemos el café dentro de un paquete con cierre hermético ya que aun estando en la heladera puede ser contagiado por otros aromas no tan gratos. Para aquellos que no se animan a ponerlos directamente en el frío se recomienda, que en el caso de comprar paquetes de granos de café de un kilo y para que no se arruinen por el paso del tiempo, conviene dividir el kilo en gramos y colocarlos en distintos recipientes, así tendremos la cantidad justa que queramos consumir evitando que se seque o afecte su sabor. Pablo Rubio señala que, si guardamos el café una vez abierto el paquete en frascos herméticos, debemos asegurarnos colocarlos en temperaturas no mayores a los 21° grados de esta manera el café logrará aguantar su consistencia inclusive por tres meses. Otro de los métodos, se da en aquellos casos que optamos por café molido que es aquel que se suele arruinar más rápido que el café en grano, que puede adquirirse en frascos de vidrios con tapa giratoria, lo que generalmente produce que una vez abierto vayamos a prepararnos una taza de café a los 10 días y encontrarlo totalmente seco, echado a perder; en este caso Pablo Rubio indica que, resulta sumamente conveniente utilizar un papel film para envolver todo el frasco  y luego colocar su tapa, esto debe repetirse cada vez que vayamos a utilizarlo para lograr su más correcta conservación.

Pablo Rubio: una forma revolucionaria de utilizar el cafe

Una fórmula revolucionaria de utilizar el café

En la actualidad vamos viendo cómo se buscan nuevos productos naturales o no, para conseguir bajar kilos de más de la manera más rápida posible y que impliquen el menos esfuerzo. En esta oportunidad, el barista especializado, Pablo Rubio nos habla acerca de un nuevo producto que viene pisando fuerte en los últimos años y es un método muy utilizado en el mundo del espectáculo, el renombrado Café Verde, que no es un café distinto al que solemos consumir, la única diferencia es que al nos tostarse tiene propiedades distintas.

Muchos estudios le han atribuido grandes virtudes al Café Verde pero debemos analizar en concreto para que su empleo sea provechoso y no al revés. El Café Verde contiene cafeína lo que ayuda a quemar grasas rápidamente porque logra que se acelere el metabolismo, también cuenta con un compuesto que se suele denominar como “ácido clorogénico”, que según señala Pablo Rubio, evita la absorción de carbohidratos, lo que produce que los niveles de glucosa en sangre disminuyan, por lo cual es altamente recomendado en personas que padecen diabetes y por otro lado, a través de ese desajuste en la insulina, se logre evitar o disminuir la  acumulación de grasas. Contiene mayor cantidad de polifenoles que el café común, estos contribuyen a regular la presión arterial,  retrasan el envejecimiento de la piel y las células, evita la aparición de células cancerígenas.

Tiene un efecto depurativo, contribuye a disminuir el apetito, ayuda a la memoria, evita la formación de cálculos biliares y otorga sensación de saciedad.  Actualmente, se lo puede consumir comprando los granos de café en cualquier dietética, hirviéndolos y luego de dejar enfriar, beber su agua; además grandes marcas sacaron comprimidos hechos a bases de café verde, inclusive, Pablo Rubio afirma, que en algunos países las marcas de cafés han sacado  líneas de café que se presentan como un mix entre el común con un porcentaje de café verde.

Igualmente hay que tener en cuenta que si bien no se trata de un café tostado, contiene cafeína por lo cual no se aconseja abusar del mismo, ni se recomienda su empleo por mujeres embarazadas, o que se encuentren en período de lactancia niños, provoca una aceleración el ritmo cardíaco por lo tanto está contraindicado en personas que padecen de problemas cardíacos, problemas afectadas por úlceras, con problemas renales, o aquellas personas que sufren de hipertensión.

Pablo Rubio: caracteristicas cafe

Características del café por Pablo Rubio

El café es uno de los infaltables en los desayunos, meriendas, post cenas, noches arduas de trabajo y/o estudio, es la cita perfecta. En la mayoría de los hogares lo consumen el 80% de los integrantes de la familia pero en muchos casos sin tener mucho conocimiento sobre el mismo. Pablo Rubio, barista experimentado, nos explica como aprender a diferenciar y a elegir un buen café. Según Rubio, existen cuatro características esenciales: aroma, sabor, acidez y cuerpo.

El Aroma: Al comienzo puede ser algo complejo de identificar, ya que habrá algunos rasgos imperceptibles pero a medida que vayamos experimentando y cuanto más catas de café realicemos será más fácil de poder comprender sus distintos olores. Existen términos para definir el aroma del café algunos de los más utilizados son: terrosos, afrutado, herbal, frutos secos, picante o floral, ahumado, maltoso, achocolatado, cenizo y/o químico.

El Sabor: El café puede percibirse en distintas partes de la boca en sus diversos aspectos, hay algunos sabores más fáciles de identificar que otros que suelen ser para aquéllos paladares más experimentados. Así, Pablo Rubio señala que podemos llegar a sentir sabores dulce, salado, ácido, agrio, amargo, también se pueden apreciar algunos como los cítricos, nueces o cacao. A su vez, el sabor tiene características propias como el balance, la gama, la riqueza, y complejidad, esto podemos analizarlo con mayor profundidad durante la cata de cafés junto a una denominada “rueda de sabores del café”.

La Acidez: La percepción de la acidez responde a la presencia de ácidos en el café, se puede sentir en ambos lados y punta de la lengua. Pueden tener una acidez alta o baja, así los cafés con acidez alta suelen ser brillantes y luminoso, mientras que aquellos con acidez baja suelen tener un aspecto seco y claro.

El Cuerpo: hace referencia al peso, la sensación, grosor del café en la boca, percibido por la lengua. Existen cafés con sabores más suaves lo cual produce que no se retenga su sabor en la boca por mucho tiempo, en cambio aquellos con sabores más completos suele prolongarse su sabor, ya que tiene un mayor peso. Pablo Rubio explica, que uno de los tips más utilizados para identificar los cuerpos de los distintos cafés consiste en tirarle un poco de leche a cada uno, cuando estén diluidos aquellos que tengan más cuerpo van a tener un sabor más prolongado, es decir que el sabor se mantiene.

Pablo Rubio: formas preparar cafe pablo

Formas de preparar un café según Pablo Rubio

El café es rico en todas sus variantes pero puede cambiar su sabor de acuerdo a la forma de su preparación. Pablo Rubio, barista experto, nos muestra las variantes del café, algunas conocidas por el público en general, otras no tanto pero nos enseña cómo prepararlos.

Uno de los más conocidos y más bebidos junto al café con leche, es el Café Espresso, se trata de un café italiano que recibe su nombre de la máquina de café con la que se lo hace, es un café negro fuerte de sabor concentrado que se suele presentar con una crema marroncita espesa, si la crema se encuentra bien preparada el azúcar que agreguemos al café flotará sobre ella antes de hundirse.

También, podemos encontrar el Café Macchiato, llamado así en italiano y se traduce como manchado que es lo que comúnmente conocemos como cortado. Uno de los preferidos de Pablo Rubio, es el Capucchino, se presenta como una combinación en tres partes iguales de café, leche y espuma, que se suele decorar con chocolate rallado y/o canela.

El Café Irlandés, se prepara con tres cucharadas de azúcar y un vasito de whisky precalentado, al que luego se le añade el café caliente y se mezcla, se le puede colocar un poco de crema por encima. El Café Turco, es aquel café negro que se prepara en un tarro turco de cobre, se agrega el café, el agua y se coloca a fuego lento; cuando hierve se lo retira, Pablo Rubio advierte que es conveniente añadir tres gotas de agua fría.

Luego, podemos referirnos al Café Flambeado, que es menos usual pero podrías sorprender a las visitas con su preparación. Se coloca ron, coñac, una rama de canela, azúcar y un poco de ralladura de limón, se coloca al fuego el alcohol junto con el azúcar mientras se revuelve por doce minutos aproximadamente, y después se agrega el café lentamente.

También se destaca el Moccachino, algunos lo ven familiarizan con el Capucchino ya que tanto en uno como en otro se utilizan el café espresso y la leche, pero el Moccachino, nos enseña Pablo Rubio, marca la diferencia en aquellos que son más golosos, debido a que se prepara sobre una base de chocolate y además se le puede agregar un toque de crema de leche.

Finalmente, nos referimos al Café Vienés que también resulta simila al Capucchino, pero la diferencia radica en que si bien los dos se preparan con café espresso, leche decorado con trozos de chocolate, en el Café Vienés la cantidad de café es mayor que la de la leche.

¿Qué es el café macchiato?

El café macchiato es un nombre derivado del italiano y se refiere a marcado. En general señala Pablo Rubio, se sirve en una taza pequeña cubierto por crema de leche suave.

Se asemeja bastante al black coffee o expresso, ya que la cantidad de café que lleva no supera los 20ml. Sin embargo, la diferencia es que está cubierto por una leve capa de leche en su parte superior.

Es en este punto donde hay que tener cuidado de definir correctamente la cantidad de leche que cubrirá el café ya que de lo contrario podríamos terminar con un café con leche sin quererlo.

Por esto, para Pablo Rubio preparar un café macchiato con precisión suele ser uno de los obstáculos más comunes y difíciles de sortear para los baristas que recién inician su carrera.

¿Cuáles son los pasos correctos para llevar a cabo la preparación del café macchiato?

En primer lugar, hay que preparar la leche sin que se pase. Luego de tener la leche a 40 grados, es necesario empezar a vaporizarla. Hay que tener cuidado con las medidas porque la cantidad para realizar un café macchiato no es tan grande.

En segundo lugar, otro de los pasos claves es cuidar que la leche nunca pase de los 70 grados porque de lo contrario puede arruinar el sabor del café.

En tercer lugar, prende la máquina de expresso y preparalo para arrancar a servir el café macchiato.

En cuarto lugar, llega un momento clave que es la separación de la leche de la espuma porque lo que nos interesa volcar sobre el expresso para tener el macchiato, es la espuma. Por eso, hay que separarlas.

Cuando tengamos este paso realizado, hay que volcar sobre el expresso la espuma bien al centro de modo que luego se vaya esparciendo y complete el proceso de armado de un buen café macchiato.

Para Pablo Rubio, el barista debe conquistar este tipo de café ya que es uno de los más solicitados en los bares porteños.

¿Qué es el art latté?

La leche para el barista es un elemento de gran relevancia a la hora de preparar una taza de café para el cliente. De acuerdo a Pablo Rubio, es el elemento clave – además del café – ya que su espuma y cuerpo depende exclusivamente de la temperatura a la que la expongamos. Por lo tanto, un buen barista cuida mucho el detalle al calentar la leche.

En Argentina, la leche es una de las preferidas a la hora de acompañar el café por lo que un buen barista que se precie debe manejar a la perfección el tema del uso de la leche en cada preparación que realice.

En los últimos años la movida propulsora de consumir cafés de mayor nivel dieron al barista la oportunidad de tomar protagonismo atrás de la barra, generando un mayor conocimiento de las variantes del café. Es decir, ahora las personas se acercan a tomar una taza de café conociendo bastante más de café que hace unos 20 años atrás, destaca Pablo Rubio. El especialista en café reconoce que la vara de la calidad ha subido mucho en comparación y pone a los baristas en un lugar privilegiado pero también con mucha expectativa.

Y en el camino de generar novedades en cada taza, aparece el art latté. Quizás nunca escuchaste hablar de esta palabra pero de seguro la has visto en cientos de pocillos de café y es porque el arte de dibujar formar y palabras en la espuma superior del café, ya  ha tomado por asalto la mayoría de los cafés e incluso aquellos bares super tradicionales.

La habilidad de implementar el art latté es propia de baristas experimentados que manejan muy bien el dibujo al pulso libre o a través de una herramienta especifica llamada etching.

De hecho, grandes baristas participan de competencias a lo largo del mundo para conocer el mejor de ellos en el art latté. Pablo Rubio destaca que en Buenos Aires esta habilidad aparece recién hace 5 años.

¿Para qué sirve guardar el café en la heladera?

Existen muchas recomendaciones, tips, consejos, buenas prácticas sobre cómo conservar el café y por eso se hace imprescindible la consulta al barista Pablo Rubio.

Mucho hemos escuchado sobre el guardado de los granos de café luego de la apertura de paquete y hay muchas voces disonantes de reconocidos expertos en este punto. Por eso, la intención es lograr arrojar claridad sobre estas dudas.

Esto tiene mucha relevancia ya que la conservación del café es un tópico central para continuar logrando un disfrute de calidad de esta bebida. Una mala o deficiente conservación puede disminuir el nivel del producto, humedecerlo o simplemente arruinarlo. Lo importante para ello es evitar un mal cuidado luego de la apertura de un paquete nuevo de café.

Existe todo un mito en relación al guardado de los paquetes de café en la heladera, por eso Pablo Rubio recomienda como buen barista que los paquetes de café no se guarden en heladeras.

Por el contrario, el barista recomienda guardar los paquetes de café en un recipiente oscuro, seco y hermético para conservar el sabor, la humedad intacta y no alterar el café.

Otro de los errores clásicos en la pérdida de la calidad del café tiene que ver con el cierre del paquete. Muchos consumidores de café señala Pablo Rubio, cometen el grave error de ubicarlos en una bolsa sin un cierre hermético, lo cual hace que más allá de no haberlo ubicado en la heladera igualmente afecta la humedad del café.

Por eso, el barista recomienda adquirir cierres herméticos o bien, guardarlo en un frasco hermético que logre conservar la esencia del café. A su vez, siempre es bueno conocer qué tipo de café estamos consumiendo ya que eso influye también en los cuidados que debemos propinarle.

El café como protagonista de las comidas de Pablo Rubio

El café es un aliado por excelencia a la hora de despertar los sentidos. Por un lado gracias a sus propiedades, las personas que recién se levantan suelen tomarse una taza de café bien cargado como desayuno para poder despabilarse y comenzar su día. Por otra parte su aroma actúa como afrodisíaco activando sensaciones pasadas. Además puede ser el ingrediente estrella en numerosos platos de cocina.
Ya sea en su versión clásica, como bebida fría, o como un elemento para cocinar, el café es inspirador y tiene muchos usos. Se lo puede utilizar frío para preparar postres, en granos molidos finamente para espolvorear preparaciones. Hay una diversidad de recetas originales y divertidas que propone Pablo Rubio para preparar con café, dándole un uso fuera del habitual.
Para preparar brochette de carne y café se necesitan dos kilos de lomo, mostaza 100 gramos, salsa inglesa cuatro cucharadas, aceite de maíz 3 cucharadas, media taza de café disuelto, pimienta y sal. Primero cortar la carne en cuadraditos, preparar un aderezo con el aceite, la mostaza, la salsa y adobar la carne. Dejar reposar para que absorba el gusto y escurrir. Armar las brochette con pinchos de madera y asarlos en una sartén o plancha de hierro bien caliente.
El tiramisú es un postre que lleva café, muy difundido en la cocina cuenta Pablo Rubio. Para elaborarlo se necesita: bizcochos de vainilla 700 grs., café bien fuerte, una medida de licor de café, ocho yemas, 160 gr. de azúcar, queso mascarpone 600 gr, crema de leche un pote. Pasos a seguir: poner en un recipiente a baño maría el azúcar, las yemas y el agua. Ir batiendo hasta que se forme una espuma suave. Sacar del fuego y batir hasta que se enfríe. Batir la crema e incorporarle el mascarpone. Luego unirlo con las yemas. Para armarlo hay que mojar los bizcochos con el café y forrar el molde teniendo cuidado de que no se rompa el bizcocho aconseja Pablo Rubio. Colocar una capa de crema, y nuevamente una capa con los bizcochos embebidos en el café. Repetir y espolvorear con cacao. Llevar a heladera.
Otro postre puede ser el helado de café, que lleva: claras de dos huevos, dos yemas, media taza de azúcar, una taza de crema de leche y media taza de café bien fuerte. Batir las claras a nieve e incorporar el azúcar. Reservar y batir mientras la crema, agregar las yemas previamente batidas junto al café y mezclar con las claras realizando movimientos suaves y envolventes. Llevar al freezer.